Contacta con nosotros
629 264 934/ 637314532

Bankia condenada a declarar nulo el contrato por la venta de las Participaciones Preferentes.

El juez considera que la comercialización de preferentes de Bankia ocultó la realidad económico-financiera de la entidad.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Calahorra condena en su sentencia a CAJA RIOJA (Bankia S.A.) a abonar a su demandante 300.000€, más los intereses legales de dicha cantidad, desde la fecha en la que se materializó la orden de suscripción de las participaciones preferentes en el año 2000. La demandante, decidió adquirir unas participaciones preferentes cuando un empleado de Caja Rioja, S.A. le propuso un fondo de inversión de plazo fijo para asegurarse un retiro cómodo y sin ningún tipo de “apuro económico”, desde la convicción de estar contratando un producto seguro. Vivía entonces con la tranquilidad de pensar que todos sus ahorros estaban a buen recaudo, hasta que recibió una carta de BANKIA para comunicarle el canje de sus participaciones preferentes por acciones.

 En los fundamentos de derecho, la sentencia establece que la inversora destinó a este depósito garantizado y carente de riesgo el dinero obtenido de los negocios familiares de los que era administradora, una de las mas importantes bodegas de la Rioja, no recibiendo “una información veraz” y suscribiendo las preferentes “con consentimiento viciado”.

El juez considera que la comercialización de preferentes de Bankia fue ocultó además la realidad económico-financiera de la entidad, por aquel entonces Caja Rioja, aparentando una situación que no era tal y resalta que en el contrato “no se proporcionaba información relevante para comprender su objeto” y, aún menos, para ser consciente del riesgo que podría conllevar, conteniendo información meramente indicativa sobre el número de títulos o el valor nominal, pero dejando sin cumplimentar la fecha de vencimiento y solamente adjuntando en el folio vuelto una vaga referencia a las características definitorias del producto.

 La actora solicitó la nulidad radical de la inversión al haber incurrido la entidad demandada en omisiones a la hora de proporcionar al cliente la información relevante, ocultando determinadas circunstancias que hubiesen podido evitar que se el contrato se llevara a cabo “La demandante podía haberse quedado atrapada de forma perpetua en un producto que no le reportaría beneficio alguno ni le permitiría recuperar lo invertido”.

 Según el fallo judicial se ha incumplido una obligación básica de “transparencia” y de “buena fe” y concluye que la demandante fue inducida a error como consecuencia de una “insuficiente y defectuosa información” por lo que declara la nulidad del contrato condenando a Bankia a abonar a la demandante 300.000€ más los intereses legales de esta cantidad desde que se materializó la suscripción hasta su completo pago.

Le recordamos que en nuestro despacho hemos atendido numerosas reclamaciones sobre preferentes, obligaciones subordinadas o cláusulas suelo, hasta ahora con total índice de satisfacción. Las visitas personales se prestan en Valencia y Gandía, y la primera consulta es gratuita. Asimismo, nuestros honorarios se cobran sólamente según el resultado que obtenga el cliente.

 

Comparte...Share on FacebookTweet about this on Twitter